Los presidentes de la Caja de Jubilaciones y Pensiones para Médicos de Salta, Dr. Javier Núñez Burgos, y del Círculo Médico de Salta, Dr. Sergio Beretta, dialogaron vía zoom con miembros de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Provincia, debido a un proyecto de ley ingresado a dicho parlamento, cuya finalidad es prohibir el cobro de aranceles diferenciados a los profesionales pertenecientes al Padrón B del Instituto Provincial de la Salud de Salta.

Tras 90 minutos de exposiciones, informes e intercambio de opiniones, los diputados manifestaron que rechazarían que se bloquee el arancel diferenciado en el “Padrón B”. En tanto los dirigentes médicos remarcaron la necesidad de que el Instituto eleve el honorario de los profesionales del “Padrón A” hasta un mínimo ético.

El Dr. Núñez Burgos recordó que “los médicos son los únicos profesionales que trabajamos por honorarios sociales, ya que los valores los ponen el PAMI, las obras sociales nacionales y el IPS. Hoy, el IPS paga 660 pesos una consulta, lo que equivale a dos docenas de empanadas. Un honorario mínimo ético debería rondar los 1650 pesos.”

Al analizar el proceso que llevó a la existencia de padrones con arancel diferenciado en el IPS y al pronunciado descenso de los honorarios médicos, Núñez Burgos recordó las pérdidas de autonomía y autarquía financiera que sufrió la obra social provincial durante los anteriores gobiernos.

“De los años ’92 al ’95, el gobierno de entonces le devolvió la autarquía financiera al IPS, saneó las deudas, elevó el arancel por orden médica a 10 dólares (estaba en U$S 2) y estableció un esquema mensual de pagos a clínicas y centros médicos. Las consultas se las pagaba semanalmente a los médicos. Pasados esos años, se volvió a retroceder y desde hace 20 años persisten los retrasos en los pagos, con valores muy bajos de las órdenes de consultas como de muchas prácticas”, consideró.

“Por ello, prohibir el cobro de arancel diferenciado sería tapar el sol con un dedo, el principio de solución es recuperar la autonomía y autarquía financiera del IPS”, remarcó el titular de la Caja de Jubilaciones para Médicos.

Y para finalizar, Núñez Burgos indicó que “los consultorios médicos constituyen una de las dos manos de la atención primaria de la salud en la provincia; la otra mano son los centros de salud de barrios y los hospitales de capital e interior. En esa atención primaria está el diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento. Por eso se debe fortalecer a la obra social IPSS, para llevar adelante la salud pública”.

Categorías: Novedades

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesita ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?